Juan Eusebio Molestina

Juan Eusebio Molestina

Juan Eusebio Molestina Matheus (Guayaquil, 1850 – ?) was an Ecuadorian poet and playwright known for his poetic dramas. His dramatic career crossed the year 1895 which marked the end of romanticism and the beginning of modernism in Ecuador. Molestina’s play Espinas y abrojos (Thistles and Thorns), performed in Guayaquil in 1898, exemplifies the theater known as criollista and is considered as a precursor of the realist and social theater.

Family

Parents (both from Guayaquil)

  • Father: José María Molestina y Roca (1813-1866), head of the Freemasons in Ecuador.
  • Mother: Amelia Matheus y Miró.

Poems

PRIMAVERAL

A mi apreciado amigo Tomás Carlos Drouet

Por un camino grandioso
Voy dentro el bosque frondoso
Sin temor,
Al contemplar el paisaje
Me entusiasma del ramaje
El verdor.

¡Excelso pensil de flores
Donde canta sus amores
El turpial!
¡Un Genio, lo diviniza,
Pues el aura se deslisa
Divinal!

El ramaje que se enlaza
Los rayos del sol rechaza
Pertinaz,
Acoje vistosas aves
Que elevan arpegios suaves
A Jehová.

De esas aves el concierto
Alegra el fecundo huerto
Del Señor,
Y las selváticas flores
Le regalan sus olores
Al cantor.

Las insaciables palomas
Entonan allá en las lomas
Su arrullar,
También cantan los olleros
Y se oye de los jilgueros
El gorjear.

Muchos árboles gigantes
Entrelazan arrogantes
Su verdor,
Confundidos se enaltecen
Y sombra al viajante ofrecen
Con primor.

Vuela el viento rumoroso
Y se oye en el bosque umbroso
Rebramar,
Su soplo que diviniza
Las olas del lago enriza
Como el mar.

En un arbusto florico
Una ave calienta el nido
De su amor;
Y duermen las mariposas
En las corolas preciosas
De la flor.

Viendo el bosque me extasío
Y siento el corazón mío
Revivir;
Porque su belleza es tanta
Que tiene un poder que encanta
Mi existir.

Sin duda el Eterno quiso
Fundar otro Paraíso
Terrenal,
Y reformó caprichoso
Este bosque primoroso
Sin igual.

1908

Seráfica

Te amo cual ama el picaflor selvátíco
El rico aroma de temprana flor,
Como idolatra enamorado el céfiro,
Todas las flores de excelente olor.

Tu dulce acento es la expresión armóníca
Que acá en mi pecho resonando está;
Llegan sus ritmos á mi ardiente espiritu
Y hacia el Empírio su sonido vá.

Tú eres de mi alma la visión Seráfica Que por consuelo en mí camino hallé,
Eres la estrella cuya faz espléndida
Alumbra mis amores y mi fé.

Sin tí yo fuera un amador frenético,
Pues me agobiara del pesar la cruz,
Mi vida fuera como noche lóbrega
Si no obtuviera de tu amor la luz.

Te amo cual ama el desmayado náufrago
El instante feliz de salvación,
Como ama el pecador la Fé simbólica,
Como Jesús amó la Redención.

Mi amor es puro, sin igual, sin límites,
La llama siento de mi amor por tí;
No me hagas padecer que siento vértigos
Desde la hora fatal en que te ví.

1903

A la señorita
MARIA LUISA PIÑERES

Vestida de azul y blanco
Una visión pareciste
La tarde que me pediste
Tiernas trovas de amistad;
Accediendo á tus antojos
Hoy te ofrendo estos renglones,
Endechas ó vibraciones
De afecto y sinceridad.

Eres la blanca paloma
Del prado de los amores
Con ojos arrobadores,
De magnética atracción,
Los contemplo y me extasío
Oyendo tu dulce acento
Que ligero como el viento
Penetra en mi corazón

Incógnitas son las alas
De tu alma inocente y pura,
Arrogante es tu figura
Y tu carácter social,
Y las brillantes virtudes
Que simbolizas galana
Las hechizó una mañana
Una Ninfa divinal.

Y desde entonces, María,
Eres la encantada diosa
Que se ostenta primorosa
Del Guayas en el Harén;
Te cantan los trovadores
Con rítmica melodía,
Y te obsequian su armonía
Todas las aves también.

1905

EN EL CEMENTERlO

Con el a1ma consternada
Hoy me postro, madre mía,
Ante tu lápida fría
A exponerte mi aflicción;
Son de amor las expresiones
Que brotan de mi quebranto,
Es inagotable el llanto
Que mana mi corazón.

Vivo inquieto y solitario
Bajo el yugo del tormento,
Y me nubla el pensamiento
El recuerdo de tu amor;
Pues que fuiste en la existencia
Una estrella de bonanza
Que en el valle de esperanza
Me lanzaba resplandor.

En la vida te adoraba
Como los peces al río,
Cual las flores al rocío,
Como los hombres á Dios;
Considera mis angustias
Y también mi desventura,
Hoy que ante la sepultura,
Te doy el supremo adiós.

¡Dios bendiga tus reliquias
Y de tu loza la calma;
Sí, Dios que consagre tu alma
Y la tenga en el Edén;
Mientras tanto, madre mía,
Lloraré mi mala suerte,
Y deploraré tu muerte
Y mi infortunio también.

¡Adiós madre idolatrada!
¡Adiós, oh sol, bendecido!
Siempre, siempre compungido
Por tu almayo rogaré;
Tu serás mi pensamiento
En la noche y en el día,
Tus recuerdos, madre mía,
Por siempre veneraré!

1900

Works

  • Acordes de mi lira (1912; poetry)
  • Manojo de siemprevivas (1916; poetry)
  • Eufemia la costurera (1878; play)
  • Las penas del trobador (poetic drama; 1883), read the 1911 edition for free here.
  • El poeta y la coqueta (poetic drama; 1885)
  • La duquesa y la aldeana (musical comedy; 1910), read it for free here.
  • Espinas y abrojos (1910; poetic drama)
  • El Conde y el Marques (play)
  • El hijo de la Duquesa (play)
  • Espinas y abrojos (play)
  • Cantos primaverales (poetry; 1909), read it for free here.

Leave a Reply

Your email address will not be published.